lunes, 11 de marzo de 2013

Tarta de chocolate y café al caramelo


No me gustan los barquillos (por aquí llamados neules). Cuando llega la cesta de navidad, voy siempre a por los bombones y los barquillos se quedan olvidados durante meses (a no ser que vengan rellenos de chocolate).

Pues bien, iba yo pensando qué tipo de tarta podría hacer... me puse a ello... y me quedó mona, sí, pero le faltaba algo. Y resulta que ese algo eran los barquillos que siempre había despreciado. Conclusión: nunca menosprecies aquello que no te gusta tanto porque no sabes cuando lo vas a necesitar!



Esta tarta es resultona pero tampoco es tan difícil de hacer. Para ser honestos no es difícil en absoluto. Sólo requiere un poco más de tiempo. Consiste en un bizcocho de chocolate relleno de crema de café al caramelo, decorado con los susodichos barquillos que además aguantan el pastel y redecorado con chocolate deshecho. Os lo pondré por partes y ya veréis que no es para tanto!

Vamos a ello! Ah, usé un moldecito de 18 cm (ya sabéis que aún estoy esperando a adquirir el de 20!)



INGREDIENTES

Para el bizcocho (la receta original la saqué de aquí, es un bizcocho base para tartas):


- 5 huevos
- 150 gr de azúcar
- 120 gr de harina
- 30 gr de cacao en polvo
- Media cucharadita de bicarbonato sódico
- Una pizca de sal

Para la crema de café al caramelo:
- 1 bote de queso Mascarpone
- 5 cucharadas de azúcar glass
- 2 cucharadas de capuccino al caramelo (es un bote que venden en el mercadona en la sección de los cafés, ahí lo encontraréis!)

Primero hacemos el bizcocho. Precalentamos el horno a 160º.

Batimos los huevos junto con el azúcar, con la batidora. Deberemos estar un rato batiendo porque se tiene que triplicar el volumen. Así, el bizcocho, que como véis no lleva levadura, crecerá y será muy esponjoso.

A continuación, tamizamos la harina con el cacao, el bicarbonato y la pizca de sal y lo añadimos poco a poco a la mezcla de huevos. Aquí NO debéis batir, sino que se tiene que incorporar de manera suave, mezclando envolventemente.

Vertemos la mezcla en el molde (que habremos engrasado previamente) y al horno unos 30 minutos (id comprobando si está hecho pinchando con un palillo).

Dejamos enfríar un poco, desmoldamos, y mientras se enfría del todo vamos preparando el relleno. Tan sencillo como batir el queso junto con el azúcar glass hasta que esté bien integrado y, después, añadir las cucharadas de café al caramelo y volver a batir. Reservamos.



Cogemos el bizcocho, que ya estará frío (y si no lo está, a esperarse!) y lo cortamos en tres discos iguales (a mi me dio para tres pero si usáis un molde más pequeñito mejor cortadlo por la mitad). Ponemos la base, lo calamos con almíbar casero (puse 100 gr de agua, 60 gr de azúcar y un chorrito de bailey's) y añadimos un poco de la crema de café. Repetimos la operación hasta montar toda la tarta y cubrimos con la crema de café restante hasta que quede toda cubierta.
Finalmente, ponemos los barquillos alrededor y entonces derretimos un poco de chocolate y lo ponemos por encima decorando al gusto.


Nunca aprendí eso de que no se juega con la comida! :p


Y a degustar! Véis que no es muy difícil pero queda un postre muy bonito!



Que aproveche! (supongo que habréis comprovado que en este post no me he ido mucho por las ramas... esto es porque he tenido una semana hooooorrible, con muchísima faena y un nudo en el estómago que acabó con ataque de ansiedad! Pero de esta semana de mi***a he aprendido que la vida, mejor tomársela con calma y con un trozo de un buen pastel! :D)



Que tengáis feliz semana família blogueril! ^^ Muchas gracias a todos por responderme mis dudas!

Laura

21 comentarios:

  1. te ha quedado preciosa! tiene que estar deliciosa. bss

    ResponderEliminar
  2. jejeje, sí, la verdad es que hay que admitir que fue una genial idea la de usarlos.

    ResponderEliminar
  3. Una tarta preciosa y muy facil de hacer,a mi si que me encantan las neules!!,y a mis peques,ni te cuento...y si estan rellenos aun mas!!,
    Acabo de descubrir tu blog y me voy a quedar,yo te invito a que te pases por los mios!
    Besos!!:-)

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, madre mia, me quito el sombrero!! Qué preciosidad de tarta!! Me ha encantado!! Me parece genial y la explicación igual!! Llevo tiempo que quiero hacer una tarta en condiciones, ya que nunca he hecho, pero me da un poco de yuyu para que negarlo... aunque me animaré segurísimo! El toque de los barquillos me parece estupendo!! Es muy pero que muy original! Te ha quedado una tarta de 10!! Felicidades :)

    Un besito guapa y gracias por pasarte por mi blog!! :) Yo cuando encontré el tuyo.. me encantó!! Tienes unas recetas estupendas :)

    ResponderEliminar
  5. Mi Lauri que te voy a comé , pero qué cosas tan bonitas me has dicho, vamos que estoy que no quepo en mi , pero yo creo que los piratas cuando vieran mi careto me dejarían ir jajajajajajaaaaaaaaa........
    Y has tenido una semanita muy puñetera ?......Mecachis , tomátelo con calma que sino luego nos pasa factura .......ya sabes el dicho : Vísteme despacio que llevo prisa ;)
    En cuanto he leído el enunciado "tarta de chocolate y café al caramelo" sabía que me iba a relamer de gusto , como asi ha sido. No sabía dónde encontrar el capuchino y tu me has resuelto la duda jiji...la próxima vez que vaya al Mercadona se vendrá conmigo el paquetito que nos vamos a hacer muy amigos, seguro ;))
    Te ha quedado de vicio, para pecar , pecar y pecarrrrrrrrrrr y no me quiero confesar jajaja..aunque he de reconocer que últimamente me tira mas lo salado que lo dulce, no se por qué razón, o inconscientemente si sé jaja....mis cartucheras de vaquera me dicen todos los dias las muy cabronas que ya están a la vuelta de la esquina la época de lucir tipín y que yo en vez de tipín, luciré tripón jajajaja.....
    Bueno me voy que como siempre no se resumir y tratándose de mi peque aún mas, estaría escribiendo folios sin parar y tampoco es plan, hay que dejar sitio a los demás, no lo voy a acaparar yo todo.
    Miles de besinos y abrazos con todo mi cariño y espero que esta semana sea mucho mas reposada y llevadera para ti.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa, me alegra verte de nuevo, pero qué tarta tan espectacular, me parece de lo más deliciosa y el corte que tiene es fantástico!!}
    Y fíjate, qué curioso, siempre tengo café al caramelo en casa y nunca se me había ocurrido usarlo en repostería, sin duda una delicia y en lo de los barquillos, te apoyo,a mi tampoco me gustan a menos que estén rellenos de chocolate!
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Por favor que buena!!!Me encantaan este tipo de tartas, y con el saborcito del cafe mas si cabe.....tomo nota.
    Besets.

    ResponderEliminar
  8. Cúidate mucho y no te preocupes más de lo necesario. Tienes razón, la vida hay que tomársela con calma, sino...Mal vamos!!!
    Te quedó fantástico, precioso. Con un trozo de un buen pastel como éste casi todos los males se desvanecen...

    ResponderEliminar
  9. Qu delicia de tarta que has preparaso, tiene que tener un sabor extraordinario con ese bizcocho de chocolate, la crema de cafe al caramelo que personalmente me encanta. La decoracion es fabulosa con esos barquillos que le has puesto y el chocolate fundido, el corte que tiene es buenisimo.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  10. Preciosísima!!!! me encanta rodear las tartas, quedan bonitas y como dices sujetan el bizcocho. Me encanta el café así que ese relleno me parece divino.Yo también lo utilicé para hacer una tarta mousse de capucchino, le da un sabor fantástico.

    Para un mal día (o varios) te dejo un post que escribí el año pasado en un día de perros, es de mi blog personal y tiene una canción que hoy va para tí.

    http://laventanitadesory.blogspot.com.es/search?q=hakuna+matata

    Que tengas una semana estupenda.
    Mil besitos

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que la tarta tiene un aspecto delicioso!!! y la idea de rodearla con los barquillos es estupenda, queda realmente preciosa!!!
    Gracias por tu visita que me ha permitido conocer tu blog.
    Cuídate mucho, hay que aprender a tomarse las cosas con calma, aunque la frase viene de una que no sabe hacerlo!!!

    Un besito,

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué pasada, es una tarta muy bonita!. Y, para una chocolatera como yo, una auténtica delicia.
    Sí, hay que tomarse las cosas con calma... y, a ser posible, con un poquito de una tarta como ésta, jejeje.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Qué tarta más rica y que presentación más chula! Tiene una pita estupenda!
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Pues yo le tengo ganas a ese molde chiquito y no lo encuentro...
    No se puede tirar ni despreciar nada, comprobado y más viendo pedazo tarta que te ha quedado.
    Deja la ansiedad de lado que no compensa... besazos enormes.

    ResponderEliminar
  15. Creo que es la primera vez que entro en tu blog, lo vi en otro amigo y una cosa me llevó a la otra y aquí estoy.
    Me gusta lo que he leído, así que trataré de visitarte con frecuencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Laura, a sido un placer venir a visitarte y recibir tu visita. La tarta se ve deliciosa!!! y le has sacado un partido bárbaro a los barquillos :) A mi me costo un montón encontrar un molde tan pequeño, al final lo conseguí en una ferretería a la que voy a menudo y suele traer muchas cosas de Alemania. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Mmmmmm qué pastel más delicioso con esos "chorretes" de chocolate!
    Con un trocito se le olvida a una cualquier cosa verdad que sí? ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Que buena mano tienes hija, ya veo que te superas y le pones ganas con lo joven que eres.Besos guapa

    ResponderEliminar
  19. Ohhhhhh menuda pinta tiene, que tarta mas rica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Wauuuuuuuuuuuuuu
    Que pasada, me quedo guapa.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios dan vida a este blog. Se aceptan toda clase de críticas, sugerencias, preguntas, propuestas, etc. Muchas gracias!